Las alzas no te harán parecer más alto sino más torpe

Las alzas no te harán parecer más alto sino más torpe

La normalidad es siempre algo relativo. Décadas de catálogos y pasarelas protagonizadas por escandinavos de metro noventa y estructura ósea a prueba de oversize han generado la impresión de que el hombre contemporáneo es naturalmente alto. Y, sin embargo, los espejos de muchos hombres dicen lo contrario. La estadística sostiene que el español medio mide 173 centímetros, una cifra que, como todas las medias, ejerce como límite psicológico para la frustración. Por ello no está mal recordar que Mark Wahlberg, Lil Wayne, Dustin Hoffman, Tom Cruise, Seth Green, Daniel Radcliffe, Usher o Elijah Wood miden menos y reivindican un modo consciente de sacar partido a su estatura. Aquí le proponemos algunos consejos para obtener los máximos resultados sin recurrir a tacones ni potros de torturaLas alzas no te harán parecer más alto sino más torpe Las alzas no te harán parecer más alto sino más torpe

1. Ten cuidado con los complementos: Un reloj demasiado voluminoso o una hebilla de cinturón más grande de lo normal pueden generar un efecto de contraste poco deseable. Apuesta por la sutileza.

2. Cíñete a un único tono: Es la clave para lograr un alargamiento de la figura. Los tonos oscuros son más recomendables que los claros, y las paletas cromáticas más o menos homogéneas proporcionan un mejor aspecto que el contraste entre tonos muy distintos. Es decir: apuesta por variaciones de un mismo color.

Las alzas no te harán parecer más alto sino más torpe

3. Deja que los colores te equilibren: En un buen look, los colores no son intercambiables. Si decides mezclar una prenda oscura y otra clara, que la clara quede siempre por encima de la oscura. Es decir, que combinar un pantalón azul marino con una camisa blanca es mucho más recomendable que hacer lo propio con un pantalón claro y una camisa oscura.

4. ¿Puedes llevar motivos verticales sin parecer un personaje de Tim Burton? Hazlo: Y esto se aplica tanto a los motivos de camisas y chaquetas (mejor rayas verticales que horizontales) como a los efectos visuales generados por la superposición de capas, un truco muy interesante. Pruebe a combinar una camiseta con una camisa y una chaqueta. Si deja las dos últimas desabrochadas, el resultado es un conjunto de franjas verticales que estilizan y le harán parecer más alto.

5. Recuerda que las alzas, las hombreras y los zapatos anchos no son tus amigos, te digan los que te digan: El mayor desafío de una corta estatura no es la altura, sino las proporciones, así que no juegue con ellas. Llevar zapatos altos o botas de tacón no le hará parecer más alto, sino más torpe. Lucir sombrero es una prueba sólo apta para hombres muy seguros de su estilo. Y ten cuidado con el efecto hobbit que pueden producir unos zapatos demasiado alargados (suele suceder con los de hebilla).

6. Mantén todo en un tamaño pequeño: Para mantener un aspecto armónico, reduce las proporciones de ciertos detalles: una corbata o unas solapas más estrechas, una chaqueta algo más corta o unos puños de camisa que asomen sólo unos milímetros bajo la manga de la americana evitarán efectos indeseables. Si eliges estampados, que sean de pequeño tamaño.

7. Piensa a lo alto, no a lo ancho: Ni los pantalones anchos, ni las bermudas ni las camisas de manga corta contribuirán a compensar tu estatura, sino a acentuarla. No pretendemos que vayas todo el día en pitillos, pero sí que dediques el tiempo suficiente a probar distintos cortes y ajustes para elegir prendas entalladas en su justa medida.

Etiquetas: