Trabajo infantil y salarios bajos: El costo real de producir moda en Myanmar

Trabajo infantil y salarios bajos: El costo real de producir moda en Myanmar

Dado que Myanmar continúa invirtiendo en convertirse en uno de losprincipales países productores y exportadores de prendas de vestir, unnuevo informe resalta el creciente número de temas que emergen en su sectorde la moda, que incluye a niños tan jóvenes como de 14 años que trabajanpara tan poco como 13 peniques una hora para producir la ropa para losminoristas de la calle.

Los comerciantes de moda rápida como H&M, New Look y la marca Lonsdale deSports Direct han encontrado que trabajaron con fábricas que empleaban aniños de 14 años en Myanmar, según el nuevo informe "The Myanmar Dilemma"de la organización de Amsterdam Centro para la Investigación de EmpresasMultinacionales (también conocido como Somo). Algunos entrevistaron a másde 400 trabajadores de 12 fábricas que suministraban prendas de vestir paramarcas de moda internacionales y encontraron que los trabajadores recibíanla mitad del salario mínimo legal, además de un numero alto niños quetrabajan a partir de los 14 años.

Fábricas de prendas en Myanmar, las cuales suministran a H&M yNew Look, emplean a niños de 14 años de 14 años de edad

En los últimos años Myanmar se ha convertido en un destino popular para laindustria de la moda, especialmente para las marcas occidentales, ya queofrece salarios bajos y tarifas de importación y exportación favorables.Myanmar se considera actualmente como el centro de producción más baratopara países vecinos como Tailandia, Camboya, China e Indonesia, lo que hallevado a un número de proveedores de ropa asiática a trasladar sus centrosde producción al país. En la actualidad casi la mitad de las fábricas deprendas de vestir en Myanmar son propiedad de extranjeros, o de empresasconjuntas entre Myanmar y empresas extranjeras. En la actualidad hay más de400 fábricas de prendas de vestir en Myanmar, que emplean a aproximadamente350.000 trabajadores - 90 por ciento de los cuales son mujeres.

El salario mínimo legal en Myanmar es de 3.600 kyat por día de trabajo deocho horas (2,12 libras), lo que equivale a 26 peniques por hora. Sinembargo, los investigadores también descubrieron que los trabajadores de laconfección eran pagados tan sólo 13 peniques por hora en las fábricas deMyanmar suministrando ropa a Sports Direct, H&M, New Look y Muji, ganandoun total de 1,06 libras al día. Según el informe, estas fábricas pagaban alos nuevos trabajadores un tipo reducido, lo que está permitido por lasleyes laborales de Myanmar, pero ve a los trabajadores que luchan por viviruna vida normal con tan bajos salarios y trabajar hasta 11 horas al día, 6días a la semana. Además, también se encontró que los trabajadores de lasfábricas de New Look, Sports Direct, Karrimor, Henri Lloyd y New Looktrabajaban más de 60 horas a la semana, lo que violó las fábricas deMyanmar, según las cuales los trabajadores no deberían trabajar más de 60horas semanales, no horas extra.

Trabajo infantil y salarios bajos: El costo real de producir moda en Myanmar

El informe también encontró que los trabajadores menores de 18 añostrabajaban en las 12 fábricas investigadas. En la mitad de las fábricas,los investigadores encontraron fuertes indicios de que los trabajadoresactuales tenían menos de 15 años cuando empezaron a trabajar. Aunque eslegal que niños de 14 años trabajen hasta 4 horas al día en Myanmar, muchostrabajadores mienten sobre su edad para poder trabajar y ganar más. Sinembargo, todavía se espera que hagan el mismo trabajo que sus contrapartespara adultos, lo que es una violación de la legislación de Myanmar y lasnormas internacionales del trabajo, añadió el informe. Cerca de la mitad delos trabajadores entrevistados tampoco tenían un contrato firmado en sufábrica de empleo, lo que significaba que carecían de derechos abonificaciones y beneficios.

“Esta 'carrera hacia el fondo' liderada por los minoristas de moda parasiempre estar en busca del centro de producción más baja provoca unacompetencia poco saludable entre los países productores de prendas devestir de la región ", argumenta el informe. "El imperio de la ley enMyanmar no se sostiene adecuadamente. El ejército sigue teniendo muchainfluencia. Las organizaciones de la sociedad civil y los sindicatos sólose les ha permitido operar desde 2012 ", dijo Martje Theuws, investigadoren Somo. "Las operaciones de la industria de la confección no se controlanen gran medida. La cuestión se justifica si llega el momento de que lasempresas extranjeras inviertan en Myanmar. Las marcas de ropa deben pensardos veces antes de comenzar la producción en Myanmar. El riesgo deviolaciones a los derechos laborales es muy alto. Las empresas deben hacerun análisis exhaustivo de todos los problemas potenciales. Deben asegurarsede que, junto con sus proveedores, identifican y abordan estos riesgosantes de realizar cualquier pedido. Nuestra investigación muestra que lasempresas no están haciendo esto adecuadamente ".

En respuesta al informe, H&M emitió una declaración en la página web de suGrupo, señalando que el informe planteaba "desafíos a nivel de laindustria" que han venido abordando durante muchos años. "Es de sumaimportancia para nosotros que todos nuestros productos se realicen enbuenas condiciones de trabajo y en consideración al medio ambiente, lasalud y la seguridad. Queremos que las personas sean tratadas con respeto yque nuestros proveedores ofrezcan a todos sus trabajadores condiciones detrabajo buenas, justas y seguras ", agregó la empresa de moda sueca. "Unenfoque colaborativo es clave para lograr mejoras duraderas y es por esoque trabajamos cerca de otras marcas, organizaciones, sindicatos yrepresentantes de los trabajadores".

No es la primera vez que H & M se ha acusado de trabajar con fábricas queemplean a trabajadores tan jóvenes como 14 en Myanmar. En agosto pasado sepublicó el libro 'Modeslavar' de Moa Kärnstrand y Tobias AnderssonAkerblom, quienes insisten en que las fábricas de la región contratanregularmente a trabajadores jóvenes. FashionUnited contactó a New Look parauna respuesta al informe de Somo y un portavoz dijo: "Reconocemos los temasdestacados en este informe. Estamos trabajando con nuestros proveedores ysocios locales en Myanmar para abordar los hallazgos y apoyar el desarrollode una industria de confección ética en la zona ".

Creditos de Fotos: SOMO

Etiquetas: