Alertan que endeudamiento informal va al alza ante restricciones al crédito

Alertan que endeudamiento informal va al alza ante restricciones al crédito

A causa de la crisis ligada a la Covid-19, y últimamente por las restricciones de acceso al crédito en la banca, el endeudamiento informal está expandiéndose en Chile de una forma preocupante y Biobío no es la excepción.

Por un lado, la restricción al acceso al crédito por la crisis sanitaria, ya que las instituciones financieras han puesto mayores obstáculos para el otorgamiento de dinero, detonando que un menor número de personas puedan acceder a la ayuda. Entonces, quienes quedan fuera, optan por vías no formales de financiamiento, explicó el abogado y socio de Staff Chile, Raimundo Bravo.

“Por otro lado, está el alto número de inmigrantes quienes al carecer de antecedentes comerciales, les es más difícil acceder a la industria del crédito formal. Y en específico, por su condición, les es indispensable contar con liquidez, especialmente, a su llegada”.

Otro tercer factor, dijo Bravo, son los niveles de morosidad, condición que aparece en los informes comerciales cerrándoseles el paso a la banca tradicional.

Alertan que endeudamiento informal va al alza ante restricciones al crédito

“Por último y que a mi parecer es lo más relevante, es la nula educación financiera, el mal manejo de las finanzas en los hogares y el desconocimiento de las consecuencias negativas al acceder a este tipo de créditos”.

Lamentablemente, al ser una vía informal no fiscalizada ni supervisada por la CMF, es mucho más complicado resguardarse de abusos y acciones por parte de los acreedores informales en relación al crédito otorgado.“Al final de cuentas no hay control y, por ende, no hay herramientas que le permitan a la autoridad hacerse cargo de este tipo de operaciones crediticias”.

Peligros

Según un estudio de Chiledeudas.cl, hoy el 28% de los hogares en la región del Biobío tiene algún compromiso financiero de este tipo, que abarcó un universo superior a 1.200 personas en la zona, por vías remotas.

Del grupo con endeudamiento informal, 40% corresponde a la población entre 30 y 45 años; 29% a ancianos mayores de 60 años; 21% a jóvenes de 18 a 29 años; y el restante 10% a personas de 45 a 59 años.

Luego, 33% de estas personas accedió a endeudamiento informal a causa de la crisis pandémica y las profundas restricciones para el acceso a crédito; 32% frente a urgencias que surgieron antes de la emergencia sanitaria Covid-19; 25% debido a la rapidez de liquidez que les otorgó la alternativa; y el 10%, ya que el monto que necesitaban no lo obtenían en el mercado formal.

¿Cómo acceden al dinero? 43% a través de prestamistas informales, principalmente extranjeros, con una entrega directa del monto requerido; 32% por medio de distintas operaciones electrónicas; 15% solicitó recursos financieros a familiares, amigos o conocidos; 10% en casas de empeño.

El director ejecutivo de Chiledeudas.cl, Guillermo Figueroa, advirtió que uno de los mecanismos que usan estos prestamistas que operan fuera de la ley, tiene que ver con que piden al titular de una tarjeta que simule una compra internacional, donde el financista cuenta con un servidor o procesador de pagos conectado en el exterior, generalmente en Estados Unidos y Luxemburgo. La diferencia con una adquisición real es que la persona no recibe un producto, sino pesos locales en su cuenta. “El problema es que la comisión mensual es de hasta 25% el monto a entregar, siendo un altísimo valor a cancelar por la transacción irregular lo que cae en el ámbito de la usura y eventual estafa”.

Etiquetas: