La Supercopa de Arabia

La Supercopa de Arabia

No debe ser fácil negociar con los árabes del petrodólar. Un buen amigo de Gernika con experiencia allá decía que era como tragar clavos. Si negociabas en su terreno, la cosa se complicaba aún más. Y si tras el infierno de la negociación conseguías el contrato, empezaba lo verdaderamente duro.

En una ocasión contrataron su agencia de azafatas para un evento, y tuvo que defenderlas como un cruzado, porque los árabes entendían aquello como un todo incluido. En los contratos ellos son parte, juez y norma. Se lo permiten todo porque tienen la pasta.

Y a por la pasta que se fue el presidente Rubiales, a partir de aquí Rubiales de Arabia. Y consiguió su contrato, porque muchos árabes de los forrados, y los saudíes no son menos, ven en el deporte y en todo el dinero que tienen, una vía extraordinaria para blanquear su imagen.

Un contrato de 40 millones anuales a 10 años, es un botín jugoso para la Federación, y en función de cómo lo administren, para el fútbol español.

¿Sorteo puro? Desde luego que no. Se trata de llevar todo lo más amarradito posible.

¿Se repartirá el dinero a partes iguales? Vaya broma. El Real Madrid o el Barcelona multiplicarán enormemente los honorarios del equipo campeón, o sea, el Athletic.

¿Habrá equidad en el descanso de los equipos? Madrid y Barcelona deben descansar más entre partidos, porque son los preferidos por el público del país que paga. De hecho, se cambió el orden inicialmente anunciado.

¿Arbitrarán los mejores? Bueno, en esta ocasión se designará para la final al árbitro que en la clasificación del diario Marca, por poner un ejemplo, ocupa actualmente la posición de peor entre todos, y que por ello no tiene la mejor posición para generar sorpresas desagradables a los intereses de la Federación.

Y para el VAR, Medié Jiménez, que no vio la entrada de Chimy Ávila a Nico Williams en El Sadar, ni el penalti de David Alaba en la misma final, pero sí el de Yeray, y a toda prisa.

La Supercopa de Arabia

Y además, aunque de todo esto no se pueda culpar a los árabes, el evento será retransmitido en la tele adjudicataria de los derechos, por locutores que parecen formados en el ala hooligan del Canal Real Madrid, al servicio directo del buen fin blanco de la Supercopa.

Para completar el disparate competitivo, la celebración madridista tomó forma en el Chiringuito, programa oficial de Florentino para sus intentos golpistas por Europa, en el que Pedrerol ejercía de DJ pinchando una y otra vez el himno del Madrid, mientras un tal Roncero y otro conspicuo con parecido aspecto de intelectual, producían espasmos y bailes incalificables. Akelarre completo.

Es decir. Que gane el Madrid, que estén contentos los espectadores árabes, los contratantes, y por qué no, el público español, que en su mayoría parece ser del Real Madrid.

Y la Supercopa española la gana el Real Madrid, un equipo muy español que salta a la final con 10 jugadores no seleccionables por España. Y que por cierto, cuando se los seleccionan sus países, vuelve a llorar, a protestar y a presionar a federaciones de aquí y de allá, con el apoyo incondicional de la prensa de Madrid, ombligo deportivo.

Pero ese equipo genera dinero, negocio, es mundialmente famoso, y su imagen ayuda como ninguna a blanquear. Rubiales de Arabia lo vio enseguida: ¿un equipo para blanquear? Tengo lo que necesitan. Blanco de arriba abajo.

Y si un día fallan todas las triquiñuelas y gana la Supercopa otro equipo, los árabes del petrodólar serán aún más claritos: la liga y la copa de ustedes la puede ganar cualquiera, pero la Supercopa que yo pago la juegan Madrid y FC Barcelona.

Y el que más blanquee, campeón.

9 comentarios

  1. #1Txetxu U.29/01/2022 a las 12:14

    Es curioso como el Athletic club,que juega solo con nacionales,es objetivo de esos super hinchas de sus selecciones mundiales,esos clubs que cierran las puertas a muchos chavales que sueñan con jugar en el equipo de su tierra,esos super hinchas de la seleccion española,a la que flaco favor le hace el criar enemigos en sus filas,los mismos que te eliminan en campeonatos internacionales, para luego llorar. Ser del Athletic no es como ser del Madrid o del Barsa,eso si es sentimiento,lo facil es apuntarse a caballo favorito,eso lo dejamos para los perdedores,por que en esta historia del circo futbool,el Athletic club elige vencer menos para ganar mucho mas. Unicos en el mundo y como escuece.

  2. #2Castillo29/01/2022 a las 06:59

    A este periodista se le nota su inconformidad con el título madridista, su antimadridismo es palpable, sufrirás de lo lindo porque el Madrid es eso, el mejor club del mundo y por mucho

  3. #3FERNANDO28/01/2022 a las 21:14

    A Alberto y Javier, muy tajantes en sus opiniones no les vendría mal un repasito a la ortografía.

  4. #4Gorka28/01/2022 a las 20:24

    Sabe con b. Se aprende en la escuela

  5. #5Alberto28/01/2022 a las 17:11

    A llorar a la lloreria. Como la cancion para Eurovision. Agur y Zorionak, porcierto ir a echar la caña en la rioja y en Navarra no es filosofía del Atletic!

  6. #6Alberto28/01/2022 a las 17:00

    Vaya, vaya... Ahora resulta que el Atletic en sus recuerdos coperos de la prehistoria, es el el perjudicado por los equipos llamados grandes en este fútbol moderno (pues ya se save a aprender a la escuela) y si no a rememorar tiempos coperos pasados o a llamar al de Baracaldo que seguro os monta en la gabarra. Pos data haber si dejáis de buscar jugadores Navarros y Riojanos que esos no son vascos (filosofía de Atletic no?. Ala, agur y zorionak

  7. #7Javier28/01/2022 a las 14:03

    Perdona Gonzalo el artículo que as publicado me a parecido de perdedor y un poquito de llorón no va con la realidad porque a mí entender deverias estar orgulloso del Atleti y no culpando a los demás

  8. #8Mercedes28/01/2022 a las 13:49

    Es de vergüenza y no se puede hacer nada, por lo visto

  9. #9Javier Castaños28/01/2022 a las 11:45

    Normal Florentino es el patrón y Rubiales el obrero correveidile

Enviar comentarioVer los 9 comentariosDeja un comentario Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas: