Olga Álava: "Ojalá quede embarazada"

Olga Álava: "Ojalá quede embarazada"

Hace una década, la exmodelo guayaquileña Olga Álava (33) se llevó la corona de Miss Tierra en Filipinas. Fue la primera ecuatoriana en lograr este título. Ha corrido mucha agua bajo el puente y ya quedó atrás esa etapa de certámenes de belleza. En 2008 fue virreina de la ciudad y en 2011 se convirtió en la cuarta finalista de Miss Ecuador.

Gaby Díaz: "Estoy deshidratada, lo que ha hecho que me salgan llagas en la boca"

Leer más

Ahora es ingeniera en Negocios Internacionales y junto con su esposo, el español Víctor Barahona (29), está al frente de una empresa dedicada a la fabricación de productos de acero para el hogar y la construcción. Todavía no es madre, pero es un sueño que espera cumplir en 2022. Su estilo al vestir es informal.

Guayaquil está contagiada con COVID-19. ¿Usted ya cayó?

Me dio cuando se inició la pandemia en 2020. Fui una de las primeras, no podía respirar. Ahora se conoce algo más de la enfermedad, antes no. Fue horrible. No me opongo a la vacuna, es mejor que se la apliquen.

Hace diez años vivió una hermosa experiencia al coronarse como Miss Tierra.

Ha pasado mucho tiempo. Ese año lo veo como una oportunidad de crecimiento y de agradecimiento. José Hidalgo tenía la franquicia, lo conocía desde Miss Ecuador. Se portaron de maravilla conmigo en Filipinas. Son personas con experiencia y se desviven por los reinados. Ya es una etapa superada. Antes hablaba mandarín, pero lo he olvidado bastante (risas). Estoy básica.

Emilio Pinargote: "Toda la vida había soñado con un varón, quería que llegara bien"

Leer más

Olga Álava:

¿A estas alturas volvería a participar en un concurso?

No. Mi enfoque es trabajar, dar trabajo y llevar mis productos fuera del país. Cuando fui reina me emocionó ver a los filipinos con la bandera de Ecuador. Ahora me emociona ver mis productos en Perú y pronto en Guatemala. Eso me enorgullece, creemos en nuestra tierra. Esa es mi prioridad, al igual que mi familia.

En su época no había la inclusión que existe ahora en los concursos.

Me parece bien que se dé oportunidad a todo el mundo. Ahora veo que los certámenes se enfocan más en una mujer preparada que no solo sea bella. Se prefiere una belleza integral. Eso es chévere. Cada vez están más preparadas las mujeres, con título, hablan varios idiomas y tienen diversas habilidades.

Así fue el primer día de Andreína Bravo en 'De casa en casa'

Leer más

Un español logró conquistar su corazón...

Lo conocí en España, donde hice una maestría, y lo ‘importé’ a Ecuador. Cumpliremos de casados cuatro años en marzo. Antes de la pandemia decidimos abrir una empresa en Perú para llevar productos de Ecuador. Nos agarró allá (la pandemia); yo pude regresar, él no. Estuvimos cinco meses separados, pero aprovechamos el tiempo para hacer productos desinfectantes y se los envió allá. Con la cabeza ocupada evitamos caer en desesperación y preocupación.

¿Qué encontró en él que no encontró en los ecuatorianos?

(Risas) Siempre me ha gustado viajar, hoy vivimos en Ecuador, no sé si mañana esté en otra parte. Me encanta esa dinámica. No cuestiono a los ecuatorianos, pero él es muy abierto, experimenta otros lugares y culturas. Aquello es increíble. Los españoles son muy de frente, no disfraza nada. Es guapo y alto (suelta una carcajada). A pesar de eso, no soy celosa.

Con cuatro años de casados, ¿ya han considerado agrandar la familia?

Ojalá en 2022 quede embarazada. Después de que nos casamos nos dedicamos a trabajar, a crecer profesionalmente, y luego vino la pandemia. Queríamos estabilidad. Solo esperamos que Dios nos mande ese regalito. Nos gustaría tener dos. Son ya 33 años, no quiero ser mamá mayor. Tener una familia grande es lindo.

Una de sus prioridades, el entrenamiento

Olga nunca hizo mucho ejercicio. Pero después de la COVID-19 tuvo algunas secuelas. Se cansaba al caminar o al subir escaleras. “Decidí que aquello no podía continuar, así que empecé a entrenar con la coach Anabel Saavedra, quien me ha ayudado con algunos cambios, he bajado de peso y ahora corro.

Gabriela Guzmán despide a su mamá, víctima de cáncer

Leer más

Mi esposo me preguntó que quería de regalo para Navidad y le dije que quería correr. En Madrid me inscribió en dos carreras. Corrí el 31 de diciembre por las calles de esa ciudad. Corrimos los dos y con mi hermana Laura que vive allá. Generalmente entreno con pesas en las tardes y corro los fines de semana. Me siento físicamente mucho mejor que la Olga de hace diez años”, cuenta.

Confiesa que invierte en viajes y le encanta comer. Tiene algunas huecas favoritas, como El Manaba, La Pocha y Los Arbolitos. Después de los reinados dejó de usar tacones y trajes de gala. Prefiere lucir ropa informal, jeans, zapatos deportivos y camisetas, porque es lo más práctico para su trabajo.

Etiquetas: