Aragón, la tierra donde nacen reconocidas marcas de ropa de montaña

Aragón, la tierra donde nacen reconocidas marcas de ropa de montaña

Aragón es tierra de amantes de la montaña. Eso queda demostrado con la cantidad de marcas de ropa de montaña que han nacido a lo largo de la Comunidad aragonesa. Altus, Trangoworld, Izas Outdoor y OS20 son solo algunos ejemplos de estas, que nacen “de las mentes de un grupo de personas apasionadas por la naturaleza”, como se refleja en la página web de Altus.

Es en 1989 la fecha en la que Manuel Domínguez registra la marca Izas, que aunque en un principio comienza con un catálogo más modesto, ahora fabrica todo tipo de prendas y calzado, que no solo se puede adquirir a través de sus tiendas físicas o de su web, sino que también se encuentra en diferentes tiendas multimarca. “Soy de Sallent de Gállego y deporte y naturaleza están en mi ADN, por lo que fue consecuencia de mis propios hobbies el crear Izas”, cuenta el propio fundador de la marca. “Quizás no fue hasta 2007 cuando dimos un salto fuerte como marca, casi en plena crisis económica, pero ese momento fue el idóneo pues nuestro producto tiene una relación calidad-precio muy buena”.

El nacimiento de 0S20 es quizás el más aventurero. El zaragozano Miguel Peinado, en 2001, decide dejar su trabajo como ingeniero en la mayor empresa de telecomunicaciones del Reino Unido y viajar durante casi dos años por el mundo, conociendo otras culturas. Es al volver a su Zaragoza natal cuando crea junto a sus hermanos esta marca que comenzó fabricando básicos para la montaña y que en la actualidad cuenta con cuatro tiendas propias y producción en España, Europa y Asia. “Nuestro objetivo es conocer a nuestros clientes y por eso no tenemos intermediarios”, explica Rafael Peinado, hermano de Miguel Peinado, que se adhirió a la marca en 2011. “Ahora nos centramos en crear ropa ligera y funcional a precios razonables”.

Marcas con más años experiencia son Trangoworld y Altus. Concretamente, es en 1928 cuando comienza la historia de Trangoworld con el piragüista y montañero Narciso Hidalgo y el cazador Álvaro Artiach, que deciden fundar, en Zaragoza, Sport Radio, una pequeña tienda de deportes. Y es que lo que empieza centrándose en el piragüismo, pronto, en 1940, se convierte en un comercio que amplía sus productos y empieza a fabricar todo tipo artículos para todos los deportes. En 1950 evoluciona en industria deportiva naciendo Casa Artiach S.C., con la que, en palabras de la propia marca, comienzan a “dominar el mercado del camping y la náutica”. No es hasta 1986 cuando la empresa crea la marca Trango, pasando del campismo a la ropa técnica de montaña. Con el nuevo siglo, las dos marcas, Artiach y Trango se agrupan en Trangoworld y, en la actualidad, la marca fabrica toda una gama de productos de ropa, complementos y material que sirven, como explican en su web, “tanto a un ochomilista como a un senderista ocasional en sus expediciones y actividades al aire libre”.

Aragón, la tierra donde nacen reconocidas marcas de ropa de montaña

1945 es la fecha en la que nace Altus, que comienza fabricar complementos de montaña coincidiendo con el boom del camping en España, pero que pronto empieza a patrocinar el equipamiento de aquellos que coronaban las cimas más altas del mundo. De hecho, en 1991, Altus se convierte en el proveedor oficial del Ministerio de Defensa y cuerpos de seguridad del Estado, tras haber acompañado en sus expediciones al grupo de alta montaña en el destacamento de Jaca.

Desde participar en Al filo de lo imposible a vestir a los más ‘urbanitas’

Siguiendo cada una su camino, estas marcas aragonesas se han ganado su lugar en entre los profesionales de la montaña. Altus, de hecho, ha acompañado al montañero español Fernando Garrido en su expedición al Aconcagua, con el que consiguió el récord de supervivencia, al hacerla en solitario, sin oxígeno y en invierno, o a Ramón Larramendi en sus diferentes expediciones; además, ha participado durante años con el programa Al Filo de lo imposible. Por su parte, Trangoworld tiene como embajadores a la escaladora ejeana María Laborda, al alpinista Alex Txikón o al corredor Raúl García Castán, entre otros.

Sin embargo, no solo la élite montañera elige a las marcas aragonesas, como bien explica Manuel Domínguez, de Izas, “la moda de vestir en la ciudad ha cambiado y ahora muchas de nuestras prendas no solo se compran pensando en la aventura en la montaña, sino que se utilizan en el día a día”.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas: